Doblete

Carlitos Tevez cerró una temporada espectacular en su primer año en el Manchester, hace minutos se acaba de consagrar Campeon de Europa.

El Manchester se había adelantado a los 26’ con un gol de Cristiano Ronaldo de cabeza, unos minutos después Carlitos se lo perdió 2 veces, y eso los reds lo sufrieron. A los 44’ lo empato Lampard.

En el segundo tiempo el partido fue parejo, aunque el Chelsea tuvo 2 oportunidades clarísimas que terminaron en el palo. Pero no hubo tiempo había que ir al alargue.

En el alargue todo cambio, Carlitos usó su picardia y en medio de una gresca, Drogba se despidió del partido por abofetear a Vidic. No hubo mas tiempo tampoco en el alargue, asi que había que ir a los penales.

Del primer penal se hizo cargo Carlitos, y definió bien cruzándole la pelota al arquero. Para el Man U, falló Cristiano Ronaldo y parecía que se complicaba la defincion, pero en el ultimo penal falló el capitán de los blues, Terry. Después de 2 penales mas acertados por el Manchester, y uno por el Chelsea, era el turno de Anelka, que eligio el palo derecho de Van der Sar, y el portero también, fin de la historia, Manchester Campeón, con Carlitos como una pieza fundamental de este doblete (Premier League y Champions League).

Anuncios

La gran final

Sir Charles Tevez

De la mano del Apache, Manchester United se coronó por segundo año consecutivo en Inglaterra, después de un final apretado. Le ganó 2 a 0 como visitante al Wigan y dejó con las ganas al Chelsea, que empató 1 a 1 con Bolton.
El Manchester United logró su 17º título de Liga de Inglaterra tras superar como visitante a Wigan por 2-0 y librarse definitivamente del acoso al que fue sometido en el tramo final por el Chelsea, que terminó en la segunda plaza y que fue incapaz de ganar su encuentro frente al Bolton, en Stamford Bridge (1-1).

El conjunto de Alex Ferguson, que logra su décima corona en la Premier desde como DT del United, no desperdició el hecho de afrontar la última fecha del campeonato con todo a favor y sólo dependiendo de sí mismo.

Un penal transformado por el portugués Cristiano Ronaldo a la media hora de juego tranquilizó el ánimo de los Reds. Ferguson tiró de toda su artillería para celebrar el éxito. Incluyó entre los titulares al mermado Wayne Rooney, a pesar de la hernia que condiciona su rendimiento. Y también a Carlos Tevez, que participó de 37 de los 38 partidos del Manchester en la Premier.

Pero fue el galés Ryan Giggs el que redondeó la faena para el United minutos después de que el Chelsea se adelantara en Stamford Bridge frente al Bolton con un tanto de Shevchenko y dejara a expensas de un gol el desenlace de la Liga.

El volante de Cardiff, con casi 35 años, se ha convertido en el futbolista que más partidos ha disputado con el United. En el choque ante el Wigan igualó al mítico Bobby Charlton (758 apariciones), al que superará en cuanto irrumpa al terreno de juego en la final de la Liga de Campeones, dentro de diez días, justamente contra Chelsea, en Moscú.

Giggs marcó el tanto de la tranquilidad para el United, al que llegó en 1990. A diez minutos del final. Es el tanto 144 para el galés. Al final, un tanto de Kevin Davies, en el último minuto, frustró la victoria del Chelsea, dio el empate al Bolton y sentenció el éxito del Manchester United, el segundo consecutivo.

Fue el primer título para Carlos Tevez en Europa, después de que en la temporada pasada salvó al West Ham del descenso. En su primer año con el Manchester el de Fuerte Apache se dio el lujo de dar la vuelta olímpica con la bandera argentina sobre sus hombros. Pero eso no es todo, Tevez se puede convertir en el primer jugador sudamericano en conseguir la doble corona en un año, después del mítico Alfredo Di Stéfano con el Real Madrid. Siempre y cuando el Manchester logre también quedarse con la Champions League.

(click en la foto para descargar)

Chelsea, el otro finalista


Chelsea tuvo que ir al suplementario, pero terminó justificando la victoria (3 a 2) sobre el Liverpool de Mascherano. En tiempo reglamentario habían salido 1 a 1, como en la ida.
El título lo definirá con el también inglés Manchester United, el 21 de mayo en Rusia.
El Chelsea se apresuró y por eso, desde el pitazo inicial del árbitro italiano Roberto Rosetti, salió a buscar la victoria. No quería que el Liverpool se quedara con el gran premio.

Así el equipo de Avram Grant empezó mejor, porque salió decidido y tuvo así la pelota la mayor parte del tiempo. En el inicio, Essien fue uno de los que estuvo cerca de abrir el marcador, bajo una lluvia copiosa que, como si sorprendiera este detalle, invadió Londres en la noche del partido.

Esta situación dominante del conjunto londinense fue como un baldazo de agua fría que sorprendió a los de Rafa Benítez. Pero, a la vez, surtió efecto entre los jugadores, pues, instantes más tarde, Torres generó la primera acción de peligro en ataque para el Liverpool, sacándose de encima la marca y rematando al arco. Su tiro fue enviado al córner por el arquero Cech.

Partido de ida y vuelta, electrizante como pocos. Un verdadero encuentro entre dos equipos con las ambiciones de ser finalistas a flor de piel. Drogba, cerquita del área, remató cruzado al arco, pero la pelota le dijo que “no” (o tal vez fue por la figura agigantada de Reina debajo de los tres palos) y salió al lado del primer palo.

El delantero tuvo revancha. A los 31 minutos, el africano aprovechó un rebote del arquero, tras un tiro de Kalou, y dejó al Chelsea 1-0 en su casa. De esta forma, el global se puso 2-1 para los locales. El empate sin goles ya no le servía al Liverpool (por el tanto como visitante de su rival) y por eso en el segundo tiempo tenía la obligación de convertir.

Y así fue. Tardó 19 minutos en conseguir el empate pero lo hizo. Por intermedio de una buena definición del Niño Fernando Torres, Liverpool y Chelsea empataban 1-1, 2-2 en el global. No era suficiente. Con este resultado habría dos tiempos de 15 minutos más.

Los dos lo intentaron, es cierto. Pero tanto por aciertos de arqueros y defensores, como de fallas en el último toque entre los delanteros, el partido estiró su definición al suplementario. Allí, fue más Chelsea, que en el primer tiempo consiguió marcar dos goles (Lampard, de penal, y Drogba) para pasar a ganar 3-1.

En el segundo tiempo extra los Reds lo intentaron, pero la diferencia ya era demasiado abultada. Babel logró descontar cuando sólo quedaban cuatro minutos. Será Chelsea, entonces, el que acompañará al Manchester en la final de la Liga de Campeones, justamente los dos equipos que pelean por el título en la Premier League también lucharán por el trofeo de la competencia más importante de clubes en Europa. Habrá que esperar hasta el 21 de mayo para saber quién será el Rey, al menos, del Viejo Continente.

UEFA Champions League Semifinal 1 Partido de Ida