Se juega la primera semifinal, y en Boca parece haber cambios. Volveria el negro Ibarra en lugar de Maidana, eso si el negro dice que esta en condiciones de jugar, Chavez al igual que en Mexico jugará desde el arranque, el resto del equipo es el mismo.
Anoche se jugó la semifinal de ida en Mexico donde la Liga de Ecuador sacó un empate importantisimo ante el America. Fue 1 a 1, y espera muy relajado la vuelta en Ecuador.
Esta noche Boca, esta noche hay que ganar, para seguir demostrando porque somos el equipo mas importante de America, porque hace 45 años que un equipo brazuca no nos saca de la Libertadores, porque cuando termine el campeonato y la Copa, river va a jugar amistosos contra equipos de la B y nosotros un cuadrangular contra el Chelsea, el Milan y el Bayern Munchen, demostrar porque Boca es Boca, y no es un club sino una PASION.
Boca Juniors Pasion

Por siempre hijos nuestros

La fiesta estaba preparada, cada uno de los protagonistas esperaban con sus entradas y sus correspondientes carnerts para poder entrar a ese estadio. El lugar más maravilloso y glorioso que toda persona vinculada con el tema lo atesora y adora como si fuera un amuleto, algo sagrado, que te da alegrías y a veces también tristezas, pero este día no iba a ser uno más. Ese día la Bombonera iba a estar rodeada de satisfacciones.
El domingo, todos, nos levantamos esperando ese partido, esa fecha tan anhelada desde que comienza el torneo y que tanto se hace esperar.
A la noche todos decíamos lo mismo, opinábamos lo mismo, el tema era el único en todos lados, “que Boca de acá, que River de allá”, todos comentarios distintos. Y cuando te vas a acostar, le rogas a todos los santos, vírgenes y a lo que fuese que cada uno crea, que por favor mañana ganemos, que no perdamos ese partido, cualquier otro menos ese, con las gallinas no por favor. Te levantas nervioso, como si fueses vos el que va a jugar esa fecha.
A las 15.10 al fin había llegado la hora, y ¡de qué manera! Apenas había empezado el primer tiempo y ya estábamos todos desesperados, alguno moviendo nervioso la piernita, algún otro los dedos, y por qué no algún vicioso mordiéndose las uñas, pero todos en la misma, concentrados, esperando el momento tan ansiado de que por fin se meta de una vez por todas la pelota en el arco de nuestros archi-enemigos.
Los minutos corrían poco a poco, se pasaban rápidos y a la vez lentos, mirábamos la hora a cada rato y no dejábamos de pensar, ansiosos, en meter un gol.
De repente, cuando sólo habían pasado 14 minutos, un centro de Román se metió justo arriba de la cabeza del león, sí de Battaglia, que sólo tubo que saltar un poco para poder convertir y la bombonera, a viva voz y al gritó desahogado de ¡¡¡¡gooooool!!!!, estalló al instante.
Para qué explicar en lo que convirtió la cancha, las palabras sobran para describir el espectáculo que allí había, papelitos por todos lados, humos de colores que revivían la fiesta de la Boca, los cánticos de “¡es para vos, es para vos, gallina p… la p… que te parió! parecían nunca acabar para ellos, y nosotros felices, alegres, con los ojos llenos de lágrimas, los brazos abiertos al cielo, o por qué no apuntando a la cancha, a los jugadores agradeciéndoles por una alegría más, por un triunfo más.
Gracias Boca, gracias jugadores por dejar el alma y el corazón el la cancha y por hacernos felices cada vez que jugamos un partido, pero en especial en éste, el más importante para nosotros, para los hichas, por que el domingo se notó que jugaron y que transpiraron la camiseta por el honor y por el amor que le sienten al club. Les estaremos eternamente agradecidos por habernos brindado una alegria más a nuestro corazón. Y a las gallinas no queda más por decirles que nacieron hijos nuestros, hijos nuestros morirán.
¡¡¡Gracias boquita!!!

Luciana Franco

Todos al ataque

Ischia confirmó a los once que mañana enfrentarán a Banfield: descansa el Tanito Gracián y Castromán formará un tridente ofensivo junto a Palermo y Boselli. “Estamos en una buena posición en el campeonato y no queremos descuidarla”, dijo el DT. Riquelme no viajaría a México para el partido del martes, por la Copa.

La Recopa tiene fecha

Boca y Arsenal se enfrentarán el 13 y el 20 de agosto próximos en duelos de ida y vuelta por la Recopa Sudamericana, informó hoy la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF).
El Xeneize jugará la final en su carácter de último ganador de la Copa Libertadores, mientras que Arsenal lo hará por haber obtenido la Copa Sudamericana del año pasado.
El primer partido será el 13 de agosto en el estadio del Arsenal de Sarandí, mientras que la revancha se jugará el 20 del mismo mes en mítica “Bombonera” de Boca.

Olimpo 1 Boca 1

Jesús alegró el domingo de pascua

Por el torneo clausura 2008, Boca enfrentó a Colón de Santa Fe en la Bombonera. De la mano de Jesús Dátolo, el primero en abrir el marcador, y con un golazo de Gracián, el equipo de Carlos Ischia supo defender el partido durante los noventa minutos. Sin Riquelme en la cancha y con varios lesionados Boca, igualmente, supo demostrar quién es el dueño de casa.

Por la 7º fecha del Torneo Clausura, Boca Juniors enfrentó a Colón de Santa Fe, en un partido que supo defender desde el vamos. A los 7 minutos del 1º tiempo, en una jugada brillante desde la derecha, por parte de Monzón y Gracián, Dátolo logró recibir la pelota para poder definir y romper el marcador.

El local manejó la pelota durante todo el tiempo. A pesar que salió a la cancha sin la estrella del equipo, Juan Román Riquelme, logró retener el juego y no dejó avanzar al Sabalero. Boca sabía que el equipo con el que se estaba presentando no era el titular, con las ausencias de Ibarra y de Paleta, las variantes y la rotación fueron las tácticas que eligió Ischia a la hora de defender los tres puntos.

Luego de los 20 minutos el equipo del turco Mohamed, ahora nuevo técnico de Colón, comenzó a avanzar un poco más por el lado derecho de la cancha, y así intentar complicar a los locales. Ischia tenía que lograr mejorar el fondo, porque si no las cosas se le podían llegar a complicar. Pero el juego de los visitantes poco pudo oscurecer la tarde tranquila que tuvo Caranta, quién no tuvo mayores complicaciones.

Casi llegando al cierre del 1º tiempo, Palermo recibe una pelota brillante en la cabeza, la baja y le queda justo a Gracián para poder definir, pero éste decide gambetear y dejar atrás a dos jugadores, y así poder definir de manera mágica y fantástica, como si estuviera en un partido de papi.

Ya en el segundo tiempo Boca salió a la cancha sabiendo que tenía, casi definitivamente, los tres puntos en la mano. Con un zurdazo cruzado de Jesús, que le quitaron justo en la línea, los de Ischia intentaban agrandar el marcador. Con Dátolo aportando velocidad, Morel y Roncaglia aguantando firmes en el fondo y ya con Boselli (por Castromán) y Chávez (por Gracián), Boca sólo podía aguantar y sostener el partido que sólo podía llegar a tener alguna que otra sorpresa por parte de visitante, que poco hizo para poder cambiar el resultado. Salvo la jugada que marcó Cesar Gonzáles para el descuento que poco logró hacer, ya que el encuentro llegaba a su fin.

Boca demostró que, a pesar de salir con un equipo formado por varios suplentes, puede salir a jugar y, definitivamente, a ganar. Demostró ser más fuerte que el rival y supo aguantar durante los noventa minutos. Ischia no por nada salió a la cancha con un equipo formado por variantes. Sabe que sumar de a 3 es lo que quiere el hincha y sabe también lo que le espera durante la semana. La revancha ante Colo Colo es lo que se le viene y los fanáticos no aceptan otra derrota. Habrá que ver si para este partido podrán volver alguno de los actuales ausentes, tales como Román o el negro Ibarra. Por el lado de Paletta la lesión es más grave y deberá hacer rehabilitación durante tres semanas. Ahora sólo resta esperar hasta el jueves para ver qué es lo que sucederá.

Luciana Franco