Los feroces de la Boca

La cancha no se mostraba nada fácil, nos enfrentábamos en su estadio frente a 70 mil hinchas que iban a alentar y a tapar las pocas voces bosteras que hasta allí habían podido llegar. A pesar de las dificultades que un viaje a Brasil pueda llegar a tener un hincha hace hasta lo imposible con tal de ver y estar con Boca.

Las banderas brasileñas adornaban el estadio, sus camisetas celestes y blancas tapaban cada lugar ínfimo que se podía llegar a ver. Ellos estaban seguros, confiados y creían, firmemente, que por jugar de locales podían llegar a sacar ventaja, y por qué no, aún mas, de poder clasificar a cuartos. Lo que no sabían era que Boca, hasta en los terrenos más pantanosos y más complicados, saca fuerza y ánimo para evitar que el rival sea superior, porque sabe que si pierde la confianza el rival se hace más fuerte y es ahí donde el partido se le puede complicar.

Pero nada de esto sucedió, los xeneizes salieron a la cancha como fieras hambrientas buscando una presa a la cual devorar y sin lugar a duda la consiguieron. Los brasileros apenas pudieron defenderse ante el ataque. Con un juego firme y claro en el medio de la cancha por parte de Román, habilitando jugadas magistrales tanto para Palermo como para Palacio, Boca atacó y se defendió maravillosa y perfectamente. El fondo de la cancha, con las actuaciones admirables de Morel y Cáceres, despejando algún que otro ataque brasileño, permaneció completamente resguardado.

Las voces de todos los presentes en el estadio se callaron al ver que el sueño brasileño se rompía y se les escapaba de las manos. El grito desaforado de todos los hinchas xeneizes, en el segundo gol, terminó de romper con las ilusiones de Cruzeiro de pasar a la siguiente ronda. Las lágrimas aparecían poco a poco en los ojos de los locales, al ver que ya sus puertas se iban cerrando, pero también aparecían en los rostros de los bosteros que se ilusionan; con festejar, nuevamente, un triunfo más, un logro más y; poder convertirse así en el bi de América.

Pero para esto todavía falta mucho, ahora nos queda esperar por el Atlas de México, que a pesar que ya los conocemos, no sabemos lo que el destino nos tiene preparado.

Cada partido tiene su historia y Boca tiene preparada la suya. Sufrimiento, alegría y sorpresa, son los sentimientos claves que se cruzan en cada partido. Las ansias, y el deseo de llegar cada vez más lejos, se presentan cada vez que Boca disputa un encuentro.

Esta vez los de Ischia supieron demostrar verdaderamente quién es el último campeón de la Copa y sin lugar a dudas falta mucho por demostrar, solo resta esperar un poco más, sólo que hay que ir despacio y sin perder la calma, como diría un respetado técnico, tenemos que ir “paso a paso”.

Luciana Franco




Anuncios

Pasales un pañuelo (diario Olé)

Los medios de Brasil lamentaron la eliminación de Cruzeiro de la Libertadores. “Boca confirmó su fama de superior a los clubes brasileños en la Copa”, publicó Zero Horo, mientras que Estado de Minas aseguró que el equipo argentino “necesitó apenas un tiempo para acabar con el sueño local”.

Los diarios brasileños coinciden en señalar hoy como justificada la clasificación a cuartos de final de la Copa Libertadores lograda anoche por Boca frente a Cruzeiro (2-1), en el partido jugado en el Mineirao de Belo Horizonte.

O’Globo, bajo el título, “Boca Juniors elimina a Cruzeiro de la Libertadores”, señala además que “el sueño del equipo brasileño se terminó al no poder derrotar a Boca para ir a cuartos. Ahora deberá concentrar su atención en el Campeonato Brasileirao”.

Por su parte, Folha de San Pablo dice que “Cruzeiro pierde con Boca y está afuera de la Libertadores”, para sostener en su nota que “en la próxima fase el equipo argentino volverá a encontrarse con Atlas de México”. Agrega que “Boca resistió bien los ataques locales en el primer tiempo, para llegar al gol con tantos de Palacio y Palermo”.

A su vez, Zero Hora sostiene que “Boca vence de nuevo por 2 a 1 y elimina a Cruzeiro”, para puntualizar que “confirmó su fama de superior sobre los clubes brasileños en la Copa”. Agrega que “el primer tiempo fue bastante equilibrado y nervioso, pero Boca supo aprovechar las pocas chances de gol que tuvo”.

El periódico Estado de Minas puntualiza que “Boca precisó de apenas un tiempo para acabar con el sueño de Cruzeiro de conquistar el tricampeonato en la Copa Libertadores”.

desgarga el wallpaper de la victoria de Boca en Brasil

PARA DESCARGAR HACÉ CLICK EN LA FOTO

Sin despeinarse

Boquita demostro Otra Vez que las mas dificiles las hace facil. Jugó ante 70 mil almas brasileras, en una cancha gigante (casi el doble de la cancha de Olimpo de Bahia Blanca), y en 45 minutos ganaba 2 a 0 sin despeinarse.
El primer tiempo comenzo con un Cruzeiro lanzado al ataque pero sin preocupar a Caranta, con centros que morian en la cabeza de Caceres (de muy buen desempeño) y de la fiera Morel, solo dos oportunidades fallaron los defensores xeneises, pero la “temible” delantera brasilera las tiro lejos y/o murieron en las manos de Caranta.
Despues de los 30′, luego de haber medido a los brazucas, el xeneise empezó a atacar.
En la primera, Caranta cortó un centro a lo Gatti, salió jugando y en tres toques Boca había dejado mano a mano a Rodrigo contra el arquero, pero el Pala le pegó mal y la pelota se fue afuera.
Unos minutos despues, Rodrigo tendria revancha, y con un enganche para desparramar a un defensor brasilero, la clavó en un angulo, a lo Pro Evolution. Y Boca sin sufrir ganaba el partido.
A los 42′ minutos Roman tira mal un centro, el rebote le queda al cada vez mas afianzado Dátolo, que tira un centro a la cabeza del Gran Martin, para el 2 a 0. 70 mil brazucas no lo podian creer, habian armado una fiesta, y en 42′ se habian comido 2. Aplausos para Palermo que cambió la direccion de la pelota solo como él puede hacerlo, ademas volvió a ganar confianza despues de unos cuantos partidos sin convertir.
La segunda etapa estuvo demas, Boca lo aguantó sin que se le mueva un pelo. El gol de Wagner, embarró un poquito la imagen de la defensa, pero despues de eso todo fue muy tranquilo. Es mas, el xeneise pudo haber ampliado la ventaja en un par de oportunidades.
Asi Boquita ya esta en los cuartos donde deberá enfrentar nuevamente al Atlas de Marioni y Brindisi, no es un partido facil, pero totalmente accesible para seguir en el camino al bi de America.

Boca Juniors Pasión

Victoria con sabor a…???

Desde el vestuario Boca le ganaba a Cruzeiro, con gol de Roman, le inclinaba la cancha de una forma increible, Cruzeiro no parecia un equipo brasilero, el xeneise le ganaba todos los espacios, el león de Sebas Battaglia, de partido increible, era el dueño del medio campo, como en todo el partido. Pero…
lo de siempre, la pelota no entraba y el equipo de Ischia no podia ampliar. Asi terminó el primer tiempo.
Los primeros 10 minutos de la segunda etapa, Boca había hecho el 3º y 4º antes del segundo, desbordaba hasta por el medio. Pero…. seguía sin convertir, hasta que Jesús Dátolo, quien ya nos esta acostrumbando a gritar sus goles, ponía el 2 a 0 y ahora si parecia un poco mas. La pelota la seguia teniendo el xeneise, pero entre el palo, el arquero y mala fortuna boquense, no se podía ampliar.
La única jugada peligrosa de Cruzeiro en el partido termino adentro, un centro corto, un disparo a cualquier lado, un rebote en un jugador xeneise y Caranta, sin nada que hacer, solo la mira.
2 a 1 resultado final, muchas oportunidades para tan poco premio, Boca fue el que buscó, Boca fue el que intentó, Cruzeiro se defendió y encontró un gol de pura suerte. Ahora a pensar en las gallinas, un partido donde Boca no puede perder, primero para no perder contacto con la punta, y despues porque el rival son los primos, y sea como sea se debe ganar.
La nota negra: finalizando el partido, a tan solo 20 segundos, algun estupido ubicado en los palcos xeneises lanzó un proyectil que impactó en la cabeza del linea, “jodita” que a Boca le costará ademas de la pena económica, seguramente la suspención de La Bombonera por un par de partidos internacionales.

Perdiendo Terreno

Boca perdio el domingo pasado un partido que era importantisimo para las aspiraciones en el torneo clausura, y ademas se perdió un importante envión animico para jugar con Cruzeiro por la copa, para colmo los brasileros ganaron el clasico local por 5 a 0 ante Atletico Mineiro.
Para empezar bien mal el clásico, desde el vestuario ganaba San Lorenzo, que a los 2 minutos convertia en una mala jugada de Caceres, Caranta y toda la defensa xeneise. Boca no tuvo ideas, en el primer tiempo mientras jugo Martin Palermo, siempre busco el centro, donde ganaban los defensores de San Lorenzo, y ellos de contraataque metia miedo.
En el segundo tiempo, salio Martin y entró Rodrigo Palacio, pero no mejoró en nada, tuvo mas la pelota pero no tenia ideas, y sin ideas es imposible meter un gol, un par de intentos desde afuera del area que no preocuparon al arquero cuervo. La mas clara la tuvo Roncaglia con un cabezazo en el poste derecho del arquero, donde nadie la pudo empujar.
Asi termino el partido, con Boca intentando sin ideas y San Lorenzo defendiense bien plantado.
Para que la noche sea bien negra, a los 90 minutos, se va expulsado el colombiano Vargas, una pieza importante en el esquema que armó Ischia, y se pirde nada y nada menos que el superclásico, donde Boca debe ganar si o si, para no perder todas las chances en el torneo y para levantar los animos, aunque para eso primero esta el partido por la copa el miercoles a las 17.10. Una semana pesadita para Boca, que despues de River deberá viajar a Brasil para la revancha frente a Cruzeiro y luego visitar a Estudiantes.

Boca Juniors Pasión

Los octavos

Quedaron defininidos los partidos de los octavos de final de la Copa Santander Libertadores, Boca se cruzara, cuando no, con un equipo brasilero, en este caso con el Cruzeiro, no como se habia publicado anteriormente aqui, cuando se dijo que era el Flamengo.
El xeneise disputará el partido de ida de local el proximo miercoles en el extraño horario de 17.10, donde seguramente intentará sacar una buena ventaja para cuando viaje a Brasil.
Pero primero esta San Lorenzo, el domingo por el Clausura, donde no jugaran Riquelme y Battaglia, resguardados para la copa y porque se viene el clásico.