Boca vino con las manos vacías

Por una nueva fecha por la Copa Libertadores, Boca no pudo en Chile contra Colo Colo. El equipo de Carlos Ischia no jugó bien, y no logró conquistar el partido. Perdió 2-0 ante los chilenos, y además resultó lesionado Riquelme, quién tuvo que retirarse del partido por una molestia en el aductor derecho, una ausencia que le dolió a más de uno.

El quipo chileno estaba decidido a no dejar pasar por alto ninguna jugada del xeneize, y asi fue. Con una clara y dura marcación, por parte de Barrios y Biscayzacú, lograron desiquilibrar tanto a Paletta como a Cáseres.
Boca no lograba encontrar los espacios para poder marcar, algo que al rival se le hacía mucho más fácil. El equipo del cacique encontraba varios espacios en el fondo de la cancha. No habían pasado 2 minutos cuando, Colo Colo, con un desborde y centro atras convirtió el primer tanto.
Boca no hallaba lugar para poder convertir y el tiempo seguía corriendo. Los de Ischia estaban débiles en defensa y ,además, no lograban llegar al arco contrario.
Fue así como a lo 34, nuevamente, los locales encontraron un nuevo espacio para poder agrandar el marcador. Sin nadie que lo retenga, y con un pase desde la banda derecha, Biscayzacú recibió la pelota justa para poder cabezear y así convertir el segundo y último tanto de la noche. Ledesma se encontraba desconectado y Battaglia tuvo que luchar, prácticamente, solo. Vargas también estaba aislado del encuentro, por lo que la pelota no le llegaba mucho a Román y por ende Palacio y Palermo no tuvieron mucha actuación.
Ya en el segundo tiempo Boca tuvo un cambio rotundo de actitud, y si no fuera por la brillante actuación del arquero (ex-Boca) Cristian Muñoz, la historia hubiera cambiado. Varios ataques sorpresivos, aunque no definidos, hicieron que el arquerito se convirtiera en la figura del encuentro. Con uno menos en la cancha (Morel expulsado), Boca no pudo definir y se trajo las manos vacías de Chile.
Al final Boca lo intentó pero no lo logró. Ahora está tercero en el grupo y espera por una revancha en la Bombonera. Pero lo que más preocupa en este momento es, sin duda, la lesión de Román, quién sufrió una lesión en su aductor derecho luego de ejecutar un tiro libre.
Los xeneises esperan una pronta recuperación, porque de ser así el partido de vuelta se le puede complicar mucho a los de Ischia, quién deberá encontrar una variante que le resulte efectiva.

Luciana Franco