Es un gol por 500 Lucas…

Boca 1 (6) – Dorados 1 (5)

El grito de Castromán (llevaba 500 días sin mojar) fue lo poco que dejó el cierre de gira con victoria por penales.

Hay gente que pretende ver en estos amistosos lo que uno espera de Boca en instancias decisivas de la Libertadores, por caso… La realidad es que entre estos partidos y los que en el verano pueden jugarse en Tandil contra un Ferrocarril Sud hay pocas diferencias: que se juega con la indumentaria oficial en vez de pecheras y que se televisa en directo. El resto es básicamente igual. Y esa tónica dominó lo de ayer en Culiacán contra Dorados. Piernas que van a media máquina, la obvia dureza en medio del trabajo de pretemporada, la suficiencia para enfrentar a un equipo inferior que se traduce en las rabonas que tira el Negro Ibarra…

Pero este juego de ayer sí le dejó algo importante a Boca y a Castromán. A 500 días exactos de su último gol, Lucas convirtió por primera vez con la azul y oro. Fue a los 23 del primer tiempo, con una definición de manual (cara interna del pie derecho) tras recibir un buen pase del uruguayo González. Así, Castromán cerró un paréntesis que se extendía desde el 14 de marzo del año pasado, cuando mojó para Vélez frente al Inter de Porto Alegre por la Libertadores. No la había metido en el semestre que jugó para el América de México ni en estos meses en Boca…

El gol de Lucas no contará en las estadísticas oficiales, pero le sirve para acomodarse en la puja por ser el tercer delantero del plantel. Quizás este gol sea el principio del camino que le permita al de Villa Flandria posicionarse detrás de Palermo y Palacio sin temor a que ese lugar peligre a manos del ímpetu juvenil de Noir y Viatri.

Ojo, no sólo el reencuentro goleador de Castromán le quedó a Ischia del 1-1 definido en penales (ver aparte). En positivo cuentan los minutos que le pudo dar a Ibarra y la chance de mostrarse de varios pibes. Y le quedan puntos a trabajar. Si Caranta tuvo un muy buen partido contra uno del ascenso mexicano es porque la defensa aún muestra desajustes serios, como se vio en el gol rival. Sobre todo, la vigente debilidad en el juego aéreo. Y no corregir esas fallas te puede costar bastante más caro que 500 Lucas…

Anuncios

Se va el segundo